ayuntamiento de colima trabaja

Alcalde de Colima detalla al Congreso obra de calle Madero y licencias de edificación de Jardines Vista Hermosa


  • Compartir:

+ En reunión de trabajo con el Legislativo, Héctor Insúa reafirmó que la obra de la calle Madero estará lista antes del 30 de noviembre y explicó que se han solventado todas las observaciones del TCA por el tema de la edificación de la calle Primo de Verdad.

 

Este lunes, el presidente municipal de Colima, Héctor Insúa García, se reunió con los integrantes de Quincuagésima Octava Legislatura del H. Congreso del Estado de Colima, después de que los diputados locales, Nicolás Contreras Cortés, Francisco Javier Ceballos Galindo y Luis Ayala Campos, citaran al edil capitalino para informar sobre las acciones realizadas por las diversas dependencias de la administración municipal de Colima, respecto a la remodelación de la calle Francisco I. Madero del Centro Histórico de la ciudad, así como la edificación que se construye en la calle Primo de Verdad, ubicada en la colonia Jardines Vista Hermosa.

 

Durante más de tres horas de reunión, el alcalde capitalino respondió a pregunta expresa los cuestionamientos de los integrantes de la Comisión de Planeación del Desarrollo Urbano y Vivienda, presidida por el diputado Eusebio Mesina Reyes, así como otros integrantes de la actual Legislatura.

 

En primera instancia, sobre el tema de la edificación que se construye en la calle Primo de Verdad #1201 de la Colonia Jardines Vista Hermosa, con clave catastral 02-01-06-029-003-000, el edil de Colima puntualizó cada una de las etapas administrativas que ha tenido este caso en específico, desde que el 08 de septiembre de 2016, mediante el dictamen de Vocación del Suelo Modalidad I Oficio Núm.- DGDS-DDU-US-981/2016, se autorizara el uso de Alojamiento Temporal Restringido para este predio de una superficie de 106.31m2 en planta baja y 84.39 m2 en planta alta, por ser compatible con el uso habitacional H2, de acuerdo al Reglamento de Zonificación para el Municipio de Colima, que califica como “Alojamiento temporal restringido”, los establecimientos menores de hospedaje, no mayores de 15 cuartos, cuyos servicios complementarios se limitan a comedor y servicios propios como lavado y cocina.

 

Insúa Garcia relató que fue el 08 de noviembre de 2016 cuando hubo una primera demanda ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) para la nulidad de la licencia de construcción No. 6244/216, en el expediente 999/2016, aduciendo que era incompatible con la zona porque, según el criterio, se quería construir un edificio multifamiliar. El 26 de abril de 2017, el TCA dictó sentencia, en la que declaró la nulidad de la licencia de construcción 6244/2016, por lo que esta fue cancelada. Sin embargo, el alcalde precisó que previo a que el TCA dictara sentencia en el expediente 999/2016, en fecha 14 de marzo de 2017, el propietario del predio había solicitado la modificación original del proyecto de la obra, por lo que el 16 de marzo de 2017, fue autorizada la modificación de la licencia de construcción y, como consecuencia, se expidió una segunda licencia, la No. 1744/2017 por parte del Ayuntamiento, la cual invalidaba aquella por la que estaba procediendo la nulidad.

 

No obstante que fue autorizada la licencia de construcción No. 1744/2017, en fecha 16 de marzo de 2017, el 08 de junio del presente año, se recibió un escrito firmado por el propietario, solicitando la cancelación de la segunda licencia, por adolecer de los mismos defectos de la licencia de construcción No. 6244/216, nulificada por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo en el juicio No. 999/2016, para que se subsanaran dichos requisitos y, en un nuevo acto administrativo, se emitió una tercera licencia, con plena validez y eficacia. En atención a dicha solicitud, se canceló la modificación de licencia de construcción No. 1744/2017 (segunda licencia), de fecha 16 de marzo de 2017 y, en su lugar, se autorizó una tercera licencia de construcción –regularización–  No. 3604/2017, de fecha 12 de junio de 2017, licencia que está vigente, surtiendo plenos efectos jurídicos, y que no ha sido impugnada por nadie.

 

Esta tercera licencia de construcción, emitida el 01 de agosto del presente, para una superficie de construcción de 234.52 m2, con ingreso principal único, ubicado por la calle Alfonso Reyes, se determinó que cumple con dimensiones de espacios, el coeficiente de ocupación del suelo y al coeficiente de utilización del suelo, restricción frontal y restricción posterior y demás artículos del Reglamento de Construcción del Municipio de Colima.

 

Sin embargo, en el último mes de julio, había existido una solicitud de demolición de la construcción y la aplicación de sanciones administrativas al perito supervisor municipal de obras de urbanización y al Director Responsable de Obra (DRO), petición hecho por parte del ciudadano Carlos Eduardo Vadillo.  Fue una solicitud de demolición y aplicación de sanciones administrativas al DRO, basándose en la sentencia emitida por el TCA en el juicio 999/2016. A esta solicitud, el Ayuntamiento de Colima emitió el oficio No. DGAJ-377/2017, firmado por el Director General de Asuntos Jurídicos, Rumualdo García Mejía, el cual le fue notificado el 24 de agosto del presente año, en el que se contestó que la petición era improcedente. Los vecinos inconformes únicamente demandaron ante el TCA la nulidad de la primera licencia de construcción emitida; nunca pidieron, ni mucho menos el Tribunal ordenó, la demolición de las obras de construcción, ni la aplicación de sanciones administrativas al perito supervisor municipal de obras de urbanización y al Director Responsable de Obra (DRO).

 

El pasado 12 de septiembre, los vecinos de la colonia Jardines de Vista Hermosa nuevamente presentaron una demanda ante el TCA, solicitando la nulidad del oficio DGAJ-377/2017, de fecha 22 de agosto de 2017, la negativa de aplicar la normativa vigente en el Municipio de Colima, la indebida motivación y fundamentación del oficio antes mencionado y las violaciones a los derechos humanos derivadas de la emisión del mismo. La demanda fue radicada bajo el número de expediente 730/2017. El TCA admitió la segunda demanda y concedió la suspensión de los actos reclamados, para que las autoridades demandadas se abstengan de conceder el cambio de uso de suelo y cualquier tipo de permiso o licencia de construcción en relación con la obra que se ejecuta, así como para que se ordene al propietario que se abstenga de seguir construyendo la referida obra, debiéndose de clausurar la misma, hasta en tanto se emita sentencia definitiva.

 

Por tal motivo, en cumplimiento a la suspensión concedida, se acudió al domicilio y se colocaron sellos de clausura de la obra y se interpuso recurso de reclamación en contra de la suspensión concedida por el Tribunal, toda vez que la licencia de construcción No. 1744/2017, autorizada el 16 de marzo de 2017, impugnada por los vecinos, ya no existe jurídicamente, y en su lugar se expidió la licencia de construcción 3604/2017, de fecha 12 de junio de 2017, licencia que está plenamente vigente.  El 26 de octubre del presente año, se compareció al TCA a contestar la demanda y a aportar pruebas.

 

En un segundo tema propuesto en la reunión, el acalde capitalino Héctor Insúa respondió todas las dudas de los diputados locales en torno a la obra de remodelación de la calle Francisco I. Madero del Centro Histórico de la capital. El primer punto que detalló fue que antes de la realización del proyecto se organizaron grupos de trabajo y análisis con diferentes sectores sociales que conviven dentro del primer cuadro de la ciudad, no solamente vecinos y comerciantes, también estudiantes de profesional y nivel básico, el sector empresarial, cronistas e historiadores, así como familias colimenses con gran arraigo en el Centro de la ciudad, reuniones que finalizaron con un evento en la Sala de Cabildo en la que se generaron las conclusiones de todo lo que había pedido la ciudadanía en torno a esta obra.

 

Una de las peticiones más importantes que hicieron los comerciantes de la calle Madero, explicó el alcalde, es que la obra se iniciara después de mediados de septiembre, ya pasado el periodo de ingreso al ciclo escolar, y que se estuviera lista ante del 30 de noviembre, ya que el día 01 de diciembre inicia el docenario. Sin embargo, junto con los comerciantes, se estableció un listado de peticiones, como es el caso de que se le dieran embellecimiento a este polígono comprendido entre el Jardín Libertad y Jardín Núñez; que se mantuvieran los Festivales del Volcán y Sábora Fest; limpieza de la zona del Centro, establecer la zona para conducir a máximo 30 kilómetros por hora; remodelación de banquetas; un nuevo reglamento de espacios públicos; calle y banquetas niveladas; mobiliario urbano y botes de basura, así como arreglo de fachadas y señalética.

 

El edil Héctor Insúa explicó que la petición que hicieron los comerciantes de tener una calle y banqueta nivelada retrasó el arranque de la obra, pues ésta propuesta fue desechada por el estudio del INAH, que estableció que se debía dejar el arroyo vehicular intacto. Pese a esto ligero retraso, el presidente municipal se comprometió a que la obra de la calle Madero esté lista antes del 30 de noviembre, aun cuando en días recientes, de parte de los locatarios de la Madero, se solicitó que no haya labores de obra durante el “Buen Fin”, los días 17, 18, 19 y 20 de noviembre, días en que se parará la obra para que no afecte la actividad comercial y se abrirá totalmente el tránsito vehicular.

 

Sobre algunos rumores que se han esparcido, en específico de que no hay dinero para continuar la obra, el edil capitalino afirmó a los diputados que la ministración del recurso está completa, por lo que se garantiza la finalización de la obra en tiempo y forma. Respecto al tema de si sería inconveniente cambiar solamente el adoquín en este mantenimiento mayor, ya que pronto se tendría que cambiar el sistema hidráulico de la calle Madero, Insúa García destacó que cuando en un futuro haya los recursos suficientes, no habría problema en remover y recolocar los adoquines, al contrario de lo que se ha manejado.

 

Finalmente, agradeció a los integrantes de la LVIII Legislatura la oportunidad de exponer los temas abordados, y se dijo dispuesto a seguir tratando temas de interés para los ciudadanos de la capital y de la administración municipal.

 

Colima, Col., 30 de octubre de 2017.

Última modificación: 5 agosto, 2019

© 2018-2021 Ayuntamiento Municipal de Colima. Algunos derechos reservados. Mapa del sitio